Spanish English Portuguese

Martes, 27 Agosto 2013 10:08

Museo Vivo del Títere promueve el uso del títere como herramienta educativa.

Un total de diecisiete centros educativos públicos, urbanos y rurales, del departamento de Maldonado recibirán, desde esta semana, teatros móviles para el empleo de títeres como herramienta de pedagogía social y cultural. La propuesta forma parte de un trabajo de extensión del Museo Vivo del Títere de Maldonado, que funciona desde 1998 en el Paseo San Fernando y es gestionado por el Ministerio de Educación y Cultura y por la Dirección General de Cultura de la Intendencia.
 
Las estructuras, denominadas “retablos”, fueron confeccionadas por los curadores del Museo Vivo del Títere, Gustavo “Tato” Martínez y Raquel Ditchekenian, a partir de materiales reciclados. Serán entregadas “limpias”, para que los niños y sus maestros se encarguen de ponerles color y decorarlas. Todo ese proceso creativo será fotografiado y filmado para que el material sea exhibido en el próximo festival del títere, que llegará a su séptima edición en el departamento y contará –como todos los años- con la participación de titiriteros de diversos puntos del continente. En esta oportunidad, además, los escolares de Maldonado podrán presentar sus propias obras.
 
Uno de los objetivos del Museo Vivo de Títere de Maldonado es la formación de talleres dirigidos a docentes y escuelas, como forma de introducir esta técnica milenaria en las aulas. La utilidad de los títeres como instrumento didáctico de pedagogía social y cultural ha sido probada en diferentes países y Maldonado, declarada como “Ciudad del títere”, se propone probarlo en escuelas de todo su territorio.
 
Beneficiarias de esta iniciativa serán las escuelas urbanas Nº 5 de Punta del Este, 6 de Pan de Azúcar, 7 de Maldonado, 19 de La Barra, 53 y 80 de San Carlos, 95 de Maldonado Nuevo, 107 Cerro Pelado, 108 de la Capuera y 102 del balneario Buenos Aires. También tendrán sus teatros móviles las escuelas rurales Nº 11 de Cerro Pelado, 44 de Rincón de Olivera, 45 de Playa Hermosa, 63 de Corte de la Leña y 75 de José Ignacio, además del Jardín de infantes Nº 105 de Cerro Pelado y la Colonia de Vacaciones “Manuel Oribe” de Piriápolis.
 
Títeres para educar
 
“Pienso que los títeres tienen mucho para ofrecer a la educación, porque olvidamos que su única utilidad no es el espectáculo. Tenemos que considerarlos instrumentos de comunicación para ofrecérselos a los niños y que se comuniquen entre ellos”, recomendó el titiritero y pedagogo italiano Mariano Dolci cuando, años atrás, llegó por primera vez a Montevideo y fue declarado “visitante ilustre” de la ciudad.
Los títeres cobran vida y son personajes que, necesariamente, tienen una función dramática, un conflicto que resolver. Así los niños reconocen, enfrentan y hasta pueden transformar en forma constructiva situaciones adversas que amenazan su desarrollo, sostienen los expertos en esta técnica. Coinciden en que el empleo del títere en las escuelas permite a los niños mejorar su lenguaje, enriquecer su vocabulario y, aprender a escuchar a los demás. Pero además, ayudan a los docentes a transmitir conocimientos de una manera entretenida y con más llegada a sus pequeños alumnos, tales como valores y hábitos saludables.
 
Museo del títere: un trabajo de quince años
 
El Museo Vivo del Títere fue creado en 1998 por convenio entre la Intendencia de Maldonado y el Ministerio de Educación y Cultura (MEC). Está ubicado en el Paseo San Fernando y consta de una colección de títeres internacionales que, en diferentes épocas del año, salen del recinto bajo la forma de exposiciones itinerantes por localidades del departamento y del resto del país. También hay un taller, una biblioteca y una videoteca abiertos a los visitantes. Paralelamente, el museo se encarga de difundir esta disciplina mediante actividades de extensión tales como talleres y encuentros con artistas plásticos, actores, titiriteros y educadores. Desde hace seis años, el museo también organiza un festival que cuenta con la participación de compañías nacionales y extranjeras. Éstas no sólo muestran sus espectáculos sino que además ofrecen charlas y talleres destinados a artistas y docentes de todo el país.
Los curadores del museo son Gustavo “Tato” Martínez y Raquel Ditchekenian, quienes desde hace casi cuarenta años encabezan la compañía de títeres Gira-Sol. Desde 1986 ambos han obtenido incontables reconocimientos y menciones a nivel nacional por sus espectáculos y por su trabajo en la difusión del teatro de títeres.
 
Con respecto a los retablos para las escuelas, ya se encuentra en desarrollo la segunda etapa del proyecto, en la cual se incorporarán escuelas de otros departamentos del país. Esta etapa cuenta con el apoyo del proyecto ProARTE (CODICEN-ANEP).
Cabe informar también que se encuentra en proceso de edición una publicación del Museo Vivo del Títere. La misma es una guía didáctica para padres, educadores y niños, y lleva como título "El títere en el aula". 
 
Fuentes: Intendencia de Maldonado y Proyecto Sistema Nacional de Museos (DNC-MEC).
Visto 2329 veces

snm