Spanish English Portuguese

El Recreo, de Petrona Viera

El Recreo, de Petrona Viera El Recreo, de Petrona Viera Museo Nacional de Artes Visuales

Museo: Museo Nacional de Artes Visuales (Uruguay)

Inventario: s/d

Clasificación Genérica: Pintura

Objeto/Documento: Cuadro

Autor ca.1924; Petrona Viera

Título: El Recreo

Materia/Soporte Lienzo:Textil

Técnica Lienzo:Pintura al óleo

Dimensiones: Longitud=90 cm; Ancho=86 cm;

Descripción Petrona Viera (1895-1960), nace en Montevideo, el 24 de marzo de 1895. Su padre, el doctor Feliciano Viera, fue una de las figuras más gravitantes en la esfera partidaria y gubernamental de Uruguay, contribuyendo al impulso modernizador que atraviesa el país en las primeras décadas del siglo. Hija mayor de once hermanos, Petrona padecerá a los dos años de una enfermedad que la dejará sorda cuando estaba empezando a hablar; punto de arranque de una vida poco común, donde la comunicación artista- mundo se producirá principalmente a través del microcosmos familiar, como lo atestiguan los motivos de sus obras. Comenzará su formación artística con el pintor Vicente Puig, quien al poco tiempo se radicará en Buenos Aires. Iniciará entonces un largo proceso de formación y consolidación pictórica con Guillermo Laborde, contacto que abarcará casi veinte años de una trayectoria artística de cuarenta. A diferencia de muchos plásticos de su época, no asistirá a clases en el Círculo Fomento de Bellas Artes, ni tendrá el estímulo de cursos en el exterior. Viera es representante de la corriente planista, que casi todos los jóvenes pintores en la década del veinte al treinta atraviesan, aunque en el caso de Petrona se extenderá aproximadamente diez años más. La crítica colocará las obras de este período entre los puntos más altos de su producción, que se caracteriza por grandes pinceladas de color sin modular, luminosidad y cromatismo. Sus motivos son variados y seriados: retratos familiares, juegos infantiles, paisajes y una serie de desnudos, óleos en su mayoría. Su período planista se perpetúa aproximadamente hasta 1943, donde Viera incursiona por diversas técnicas: óleo, acuarela, grabados sobre madera y metal con el apoyo del profesor y pintor Guillermo Rodríguez. Esta etapa se prolongará hasta su muerte, en 1960. La larga trayectoria de Petrona Viera se evidencia en la periódica participación en exposiciones organizadas por el Círculo de Bellas Artes, en muestras colectivas en Buenos Aires y París. Marca - con pocos ejemplos más - la dignísima aparición de la mujer en la plástica uruguaya. "Recreo" es una de las obras más emblemáticas de la producción de Petrona Viera. En esta creación un grupo de niñas parece danzar en la tradicional ronda Martín pescador, que al día de hoy aún resuena en juegos infantiles. Viera, fiel a las enseñanzas del artista y maestro Guillermo Laborde, del que fue alumna durante muchos años, realizó una abundante creación en la modalidad pictórica llamada planismo, que se caracterizó por el empleo de paleta alta y cierta esquematización formal propia de la síntesis que realizaron varios artistas en la década de los años veinte en Uruguay. En el presente ejemplo las niñas, que parecen danzar, disfrutan alegres en un espacio sencillo, con fuertes contrastes entre la luminosidad del día y la sombra que proviene de un parral. Petrona padeció a la edad de dos años una enfermedad que le dejó como secuela una sordera de por vida. La comunicación de la artista con el mundo discurrió a través del microcosmos familiar y de sus obras. Su producción registró como ningún otro artista el mundo infantil y sus juegos.

Visto 258 veces

snm